Desayuno ideal: Aprende a preparar estos huevos pochados al punto ideal, muy fácil Desayuno ideal: Aprende a preparar estos huevos pochados al punto ideal, muy fácil

Desayuno perfecto: Aprende a preparar estos huevos pochados al punto ideal, muy fácil

El huevo es uno de los alimentos más consumidos a nivel mundial a la hora del desayuno ¡No te quedes sin hacerlos de esta manera!

El huevo es uno de los alimentos más consumidos a nivel mundial a la hora del desayuno ¡No te quedes sin hacerlos de esta manera!

Ahora que tenemos tiempo de sobra en casa es el momento ideal para aprender nuevas recetas, como esta de huevos pochados, escalfados o huevos poché ¡No te quedes con las ganas de visitar restaurantes para volver a degustarlos, prepáralos en casa!

Prepara en pocos minutos estos huevos pochados

Para preparar esta receta sólo necesitaremos dominar algunas técnicas, una vez tengas la práctica verás lo fácil que son. Este platillo de huevos se consigue luego de sumergir el huevo en agua muy caliente, a punto de hervir, pero jamás debe estar hirviendo.

La textura de los huevos pochados es una clara muy suave y esponjosa, sin embargo al momento de partir el huevo la yema debe de derretirse suavemente al abrirse. Es realmente fácil, especialmente con estos tips que te revelaremos:

Consejos para preparar unos huevos pochados al punto ideal:

Si quieres degustar de unos exquisitos huevos pochados, debes asegurarte que el huevo seleccionado esté fresco, esto influenciará mucho. Si quieres saber si un huevo está realmente listo para este platillo, es decir, fresco, solo debes sumergir el huevo en un vaso con agua, si la zona inferior se pone horizontal quiere decir que está fresco; pero si flota y se pone de pie entonces no está listo para este menú.

Prepara en pocos minutos estos huevos pochados

El siguiente paso será romperlo en un tazón, agrégale una cucharadita de vinagre, esto puedes hacerlo en el tazón o directamente en el agua caliente. Agrégale agua limpia a una cacerola que tenga al menos 5 centímetros de profundidad, déjala casi llena. No le añadas sal, esto puede hacer que la clara se estropee.

Revuelve el agua alrededor del huevo para que se haga una especie de remolino no tan intenso, para ayudar a la clara a enrollarse en la yema. Deja que el agua poco a poco alcance el estado de ebullición y cuando lo haga será momento de bajarle el fuego a la estufa.

Cocínalo a fuego bajo unos 3 a 4 minutitos o hasta que notes que la clara se vuelva blanca. Para retirar el huevo solo necesitarás una cuchara colador, déjalo escurrir un poco y sírvelo ¡Buen provecho!

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias