Descubre cómo hacer un ambientador casero con el ingrediente estrella de la casa, el bicarbonato

Mantener los espacios de la casa con un aroma agradable te resultará muy sencillo luego de que pongas en práctica esta receta que, además de aportar un aroma divino, neutralizará los malos olores, devolviéndole el frescor a tu hogar.

Nuestro hogar es nuestro templo, pero tener esa visión de un espacio contaminado por malos olores resulta un poco difícil.

Los aromas agradables permiten tener un nivel elevado de concentración para practicar la relajación y meditación.

Si deseas mejorar ese aspecto, este sencillo ambientador logrará que cada rincón de tu casa esté delicadamente aromatizado con olores agradables prestos, inclusive, a relajarte.

¿Qué necesitas?

¿Cómo lo haces?

Único paso: lleva el frasco hasta la mitad con bicarbonato y mézclalo con aceites esenciales que combinen en aromas, puede ser menta, lavanda y almendras o, por el contrario utilizar un solo aroma.

Mezcla el polvo con 30 gotas de los aceites, tapa con el trozo de tela, sella con cinta o una tira y coloca en espacios estratégicos del hogar, como baños, la cocina y la sala.

Cuando sientas que el aroma ha cesado, bate el frasco para avivar los olores y, en caso de agotar los mismos, desecha el contenido y prepara uno nuevo.

Más Noticias