Descubre qué le sucede a tu organismo si comes un diente de ajo todos los días en ayunas

Varios son los alimentos que podemos encontrar normalmente en la cocina cuyas propiedades medicinales desconocemos, el ajo es el mejor ejemplo de ello. Aún con su inocente apariencia esta especie de sabor fuerte y aroma pronunciado es reconocido por su valor nutricional, por ser un excelente depurativo, antiséptico y antibacteriano.

El ajo es una de las especies más comunes en las cocinas de gran parte del planeta. Según la Fundación Española del Corazón (FEC) tomar un diente de ajo en ayunas reduce el colesterol malo, protege el corazón y potencia las funciones del hígado y el páncreas. 

Sin embargo, sus beneficios no terminan allí por ello a continuación te detallamos los principales aportes del ajo para nuestro organismo. 

Beneficios de comer ajo

Resfriados y afecciones respiratorias 

El ajo descongestiona las vías respiratorias y es un excelente antibiótico natural para tratar los pulmones. Puedes preparar un jarabe casero a base con el para curar resfriados, tos aguda o sinusitis. 

Mejora el metabolismo y cuida el sistema digestivo

La moderación sobre todo, un diente de ajo en ayuna mejora el metabolismo porque estimula los ácidos gástricos y por ende los alimentos se digieren y son asimilados por el aparato digestivo con mayor facilidad. 

Beneficios de un ajo al día por las mañanas

Reduce el colesterol ‘malo’

El principal componente del ajo, la alicina, es una sustancia muy benéfica para el cuerpo, su función más destacada seg��n la FEC es su capacidad de reducir el colesterol ‘malo’ hasta un 9% con la ingesta de un ajo diario. 

Mejora la circulación sanguínea y embellece la piel

Esta especie es rica en vitamina B, un nutriente esencial para reducir los niveles de homocisteína. Sustancia responsable de endurecer los vasos sanguíneos y en consecuencia generar graves problemas circulatorios. Además, mejora el aspecto de la piel por su capacidad antiséptica y depurativa.  

Más Noticias