Dieta MIND: La alimentación perfecta para cuidar tu cerebro del deterioro cognitivo

“Somos lo que comemos”, frase de Ludwig Feuerbach plasmada en su escrito “Enseñanza de la alimentación” en 1850. Casi 200 años después numerosos estudios aseveran esta afirmación, y tal es el caso con la dieta MIND diseñada y desarrollada para evitar el deterioro cognitivo y la demencia, como es el caso de la enfermedad de Alzheimer. 

La investigación llevada a cabo para formular esta dieta señaló que la ingesta de ciertos alimentos y la omisión de algunos otros, aplaza el envejecimiento cerebral de 7 a 8 años y aminora la posibilidad de padecer la enfermedad de Alzheimer.

Dieta MIND

La dieta MIND no es un régimen alimenticio moderno, la misma tuvo lugar como el resultado de una combinación entre dos estilos de alimentación vigentes que poseen importante respaldos científicos, estas son la dieta mediterránea y la dieta DASH. El objetivo de la dieta MIND es procurar la salud cerebral

Para entenderla, hemos de resumir sus principales pilares y bloques alimenticios, los cuales son: 

Evita la demencia senil y el Alzheimer

Verduras: Los vegetales de hojas verdes como la espinaca, lechuga, col rizada y repollo son ricos en nutrientes que favorecen la salud cerebral como la vitamina E, los flavonoides, los carotenoides y el folato. 

Bayas: Todas las frutas son buenas, pero las bayas en especial las silvestres como los arándanos y las fresas han demostrado los índices más lentos de deterioro cognitivo, esto se atribuye a sus elevados niveles de flavonoides

Vegetales de hojas verdes principalmente

Nueces: A pesar de su elevado contenido graso, son ricas en vitamina E soluble en grasa. Se recomienda comer un puñado de estas al menos 5 veces por semana y evitar en la medida de lo posible todos los alimentos envasados. 

Aceite de oliva: Si bien cocinar sin grasas algunos alimentos es posible, la sugerencia de los expertos en nutrición es utilizar aceite de oliva “extra virgen” y evitar cualquier otra opción. 

Dieta MIND

Pescado: Las investigaciones de la dieta MIND arrojaron que la ingesta de pescado mejora la memoria, por suerte este alimento es muy potente y solo se requiere comer una porción por semana. 

Vino: Una copa de vino y no más, puede según ciertos estudios no concluyentes disminuir la coagulación de la sangre potencialmente peligrosa para el tejido cerebral y retrasar la aparición de la demencia senil o el Alzheimer

Dieta MIND

Come sin carnes: La carne debe ser consumida en un máximo de 4 veces por semana, en su lugar incluye legumbres, como la soja, las lentejas y los frijoles que son un excelente sustituto, debido a que son ricos en proteínas y fibras. Además, son ideales para saciar el apetito y son ricos en las 8 vitaminas que forman el complejo B, las cuales son fundamentales para el correcto funcionamiento del cerebro. 

Johen Velasco

Mercadólogo egresado de la Universidad Latinoamericana y del Caribe, Especialista en Marketing Digital, Blogger, Gerencia y emprendimiento. Amante de los animales, de la naturaleza, y de los libros.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias