En 10 minutos: alivia el estrés y combate el insomnio con un sencillo té de lavanda

La lavanda es una de las plantas aromáticas más utilizadas para darle perfume al hogar, a la ropa e incluso, a los muebles. ¿Pero qué tal si aprovechamos sus propiedades en un rico té? Es muy fácil de preparar y otorga grandes beneficios para la salud.

La lavanda es una planta aromática semiarbustiva en forma de espiga con largos y ramificados tallos coronados por flores perfumadas de color lila azulado. Además de su forma y color característicos, la lavanda es conocida por su delicioso aroma, tan utilizado en perfumería y cosmética.

Aún así, también podemos aprovechar sus beneficios en una infusión de lavanda. Los taninos, el aceite de alcanfor y los flavonoides son algunas de las propiedades características de la lavanda beneficiosas para la salud. Este té se utiliza para aliviar el estrés y para combatir el insomnio. 

Alivia el estrés y combate el insomnio con un té de lavanda.

Por otra parte, está científicamente probado que los aceites esenciales de la lavanda, consumidos en infusión, ejercen un efecto calmante sobre la mente y las emociones, por lo que son beneficiosos para combatir la ansiedad.

Incluso, esta planta puede ayudarte a mejorar tu digestión y a gestionar problemas intestinales por nervios o por estrés, como cólicos, inflamación intestinal y flatulencia. Sin dudas, tienen mil y un usos (aceites, té, perfumes...), pero la infusión se lleva el premio N° 1 por las ventajas que obtenemos al digerirlo.

Prepara un sencillo y relajante té de lavanda.

Para preparar un té de lavanda, sumerge varias flores secas de lavanda en agua hirviendo, deja reposar durante unos 10 minutos, cuela y sirve. Puedes consumirla tanto fría como caliente.

Más Noticias