¡Encanta al hablar! Descubre cómo tener un aliento que enamore con bicarbonato

Seguramente has intentado pillar el aroma de tu boca, tal vez habrás notado que dar un diagnóstico específico es prácticamente imposible, siempre puedes considerar preguntarle a alguien de confianza, o puedes considerar hacer lo siguiente.

Huele tu saliva, para ello lame tu muñeca con la parte más profunda de tu lengua, espera a que seque, y el aroma que percibas es cercano al de la boca, También puedes considerar el mal sabor de boca o la resequedad como posibles síntomas de mal aliento. 

¿Entonces qué debemos hacer para tener un aliento que enamore? Simple, emplearemos un método preventivo y protector. Para ello solo necesitaremos un poco de bicarbonato de sodio de todo uso. 

Lo mejor de este método es su rapidez, porque nos permite hacerlo después de cepillar los dientes por la mañana, solo deberemos cepillar una vez más pero en esta ocasión con una solución de bicarbonato y agua.

En un vaso con agua mezcla una cucharada de bicarbonato de sodio, luego sumerge el cepillo en este y frota la lengua, el paladar y las encías en círculos. No cepilles tus dientes por que el bicarbonato puede estropear el esmalte de los dientes.

Finalmente enjuaga con abundante agua, o con vinagre de manzana para conseguir una limpieza perfecta. Tanto el bicarbonato como el vinagre tienen propiedades antimicrobianas, en definitiva  son la solución más eficaz para erradicar el mal aliento.

Más Noticias