Vida Sana

Estos son los perros más malhumorados, pierden la paciencia con mucha facilidad

Aunque parezcan un juguetito, estos perros pueden darte un pequeño susto puesto que poseen un carácter fuerte capaz de activarse a la más mínima provocación

Estos son los perros más malhumorados, pierden la paciencia con  mucha facilidad
Estos son los perros más malhumorados, pierden la paciencia con mucha facilidad

Estas razas de perros pequeños tienen un rasgo en común, son realmente malhumorados. Si les molestas demasiado, no reciben suficiente estimulación física o un adecuado entrenamiento, ten cuidado con ellos. Aquí te presentamos las razas más gruñonas cuyo adorable aspecto podría engañarte.

Los chihuahua pueden ser realmente malhumorados

Chihuahua
Esta raza de perro pierde la paciencia con mucha facilidad, los pequeños chihuahuas son muy reactivos, ya que perciben el mundo mucho más amenazante de lo que realmente es. Contrario a lo que se piensa, estos pequeños perros no son para niños.

Cocker Spaniel
Este adorable perro tiene fama de malhumorado y cascarrabia. Su mirada triste hace que se salga con la suya más veces de la que debiera, puesto que sus dueños no suelen estar preparados para contrarrestar su fuerte carácter.

Fox Terrier
Esta raza de perro suele reaccionar ante la más mínima provocación. Los Fox Terrier son muy activos, juguetones y siempre están alertas, les encanta estar al aire libre correteando, por lo que la falta de actividad física podría ponerlos de muy mal humor. 

Esta raza de perro suele molestarse cuando no realizan actividad física

Yorkshire Terrier
Aunque los Yorkie, como mejor se le conocen, están calificados como una raza "toy o juguete" tienen una personalidad muy fuerte. Estos pequeños perros requieren de mucha atención, por lo que dejarlos muchas horas solos no es la mejor idea ya que podría tornarse un poco malhumorado.

Pomerania
Esta adorable raza de perro pequeño puede portarse tan mal como un perro grande, al punto de convertirse en unos verdaderos demonios. Los Pomerania son realmente ágiles, activos, por lo que si le niegas un poco de juego y ejercicio, te toparas con un perro malhumorado, gruñón y neurótico.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias