¿Fuente de la juventud? Conoce el motivo por el que debes tomar 1 copa de vino al día ¿Fuente de la juventud? Conoce el motivo por el que debes tomar 1 copa de vino al día

¿Fuente de la juventud? Conoce el motivo por el que debes tomar 1 copa de vino al día

Durante siglos la humanidad ha buscado la fuente de la juventud, aquel brebaje mágico que nos ayude a lucir jóvenes toda la vida y ha sido la ciencia quien después de muchas pruebas a determinado que bebida puede ayudarnos a retrasar los signos del envejecimiento. 

Cómo es bien sabido por la mayoría, lo usual es acudir al uso de tratamientos y cremas para retrasar el proceso que atenúa las líneas de expresión, responsables de envejecer el rostro. 

Sin embargo, un estudio reciente realizada por la Universidad de Valencia en España. Indicó que el vino es uno de las mejores opciones para reducir el proceso de envejecimiento y prolongar la apariencia y un estado físico juvenil. 

El vino es la 'fuente de la juventud'

Los resultados del estudio arrojaron que el vino contiene una gran y diversa cantidad de antioxidantes capaces de erradicar con enorme eficiencia a los radicales libres, agentes responsables del envejecimiento prematuro de los órganos como la piel. 

El vino posee más de 200 componentes activos que ayudan a evitar el envejecimiento prematuro de los que podemos destacar los polifenoles y la vitamina B. Además, es excelente para bajar de peso, potenciar las funciones cerebrales y ayuda a conciliar el sueño.  

Una copa de vino

Por este motivo no es de sorprendernos que culturas como la italiana y la francesa ocupen el primer y segundo lugar en consumo per cápita de vino. Algunos expertos recomiendan el consumo de 1 sola copa de vino al día después de la comida para obtener todos los efectos positivos de esta bebida espiritual. 

Nota: Aunque los antioxidante son excelentes para combatir el envejecimiento prematuro de las células, es imperante disminuir la producción de radicales libres cambiando ciertos hábitos como dormir con maquillaje, comer grasas o azúcares en exceso, dormir poco, entre otros.

Más Noticias