Las contracturas musculares pueden volverse un dolor crónico

El dolor muscular suele ser molesto, muchas veces impide dormir por las noches y genera un mal descanso. Tiene como principal característica que empeora con el movimiento, e incluso, duele más a la palpación del lugar afectado.

Hay muchos factores que pueden generar dolores musculares, la primera y principal son los síndromes miofasciales, conocidos como contracturas.

Causas más comunes de los síndromes miofasciales:

Las contracturas musculares son dolorosas y si no se las trata siguen produciendo dolor, por lo cual afecta la calidad de vida y el descanso de las personas. Además, con el tiempo, un músculo acortado puede generar patología en los tendones, por ejemplo una contractura de los trapecios puede generar una afectación de los tendones produciendo dolores de cabeza.

Contracturas

Cuando no se tratan las contracturas lleva a un espiral de dolor, malas posturas, afectación de los tendones y mayor dolor. Más allá de la patología muscular, en la vida actual hay que insistir en mejorar la postura, que es la base de toda contractura, señala el doctor Gonzalo Yamauchi Quintian.

La primera línea de tratamiento son analgésicos no antiinflamatorios y los relajantes musculares. Pero, en realidad los ejercicios de elongación son la primera opción, si la persona no logra solventar el problema, existen terapias kinésicas que ayudan a mejorar la postura y las contracturas como la Reeducación Postural Global (RPG) o la Osteopatía que son elongaciones asistidas por un kinesiólogo.

Contracturas

Cuando con estas terapias no se puede resolver la contractura, se pueden realizar técnicas mínimamente invasivas como la aguja seca, que consta en pasar una aguja muy fina por el músculo lo que produce su liberación.

El dolor muscular no tratado puede llevar a dolor crónico y alterar la calidad de vida del paciente.

Más noticias de VIDASANA