Vida Sana

Método definitivo: Aprende cómo congelar repollo durante 12 meses

Para conservar los alimentos por largos periodos de tiempo existen varios métodos, sin embargo pocos son tan efectivos y fáciles de usar como el congelador.  Desde frutas, pasando por las carnes hasta llegar a los vegetales como el repollo, con este método podrás congelarlos y en este artículo aprenderás cómo. 

Método definitivo: Aprende cómo congelar repollo durante 12 meses
Método definitivo: Aprende cómo congelar repollo durante 12 meses

Las frutas y vegetales son productos comestibles de origen orgánico que tienden a descomponerse más rápido que otros alimentos. Para la suerte de la mayoría, es posible conservarlos en perfecto estado por largos periodos de tiempo con ayuda del congelador. 

Cómo congelar el repollo durante 12 meses

Como todos los métodos, este requiere seguir un proceso estricto si queremos conservar todas las propiedades de este vegetal, además de evitar que se decolore, endurezca o termine con un mal sabor producto de enzimas presentes en alimentos como el repollo, las cuales deben ser eliminadas antes del proceso de congelación. 

El repollo o col, es un vegetal rico en minerales, vitaminas, fibra, antioxidantes y flavonoides. Aunque todos los alimentos poseen nutrientes que benefician al organismo, un estudio que pretendía descubrir ‘alimentos con efecto antiinflamatorio’ determinó que este producto comestible posee un potente efecto antimicrobiano que previene de enfermedades inflamatorias. 

¿Cuándo congelar el repollo o col?

Cuando compramos repollo fresco, tierno y en perfecto estado podemos estimar que durará apto para el consumo humano, un promedio de 14 días en la parte baja de la nevera. En caso de acabar con una cantidad mayor a la que estimas consumir en ese tiempo, entonces la mejor opción es limpiar, blanquear y llevar al congelador el exceso de col.

Cómo congelar el repollo durante 12 meses

¿Cómo congelar repollo o col?

El primer paso para llevar el repollo o col en condiciones salubres al congelador, consiste en escaldarlo o blanquearlo. Se trata de un proceso donde se elimina previamente las enzimas responsables del deterioro del vegetal. 

Esté método es fácil de aprender, solo deberás sumergir el repollo en agua hirviendo durante 2 minutos. Es fundamental que este paso se realice correctamente, de ello dependerá que pasado el tiempo la col no adquiera un mal sabor.  

Sin embargo, antes de blanquear la col deberás lavarla con agua limpia, remover las hojas gruesas, cortar las partes dañadas y separar o cortarla en pequeñas partes. Mira cómo hacerlo paso a paso. 

Johen Velasco

Mercadólogo egresado de la Universidad Latinoamericana y del Caribe, Especialista en Marketing Digital, Blogger, Gerencia y emprendimiento. Amante de los animales, de la naturaleza, y de los libros.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias