¿Morís realmente cuando comes sandía y tomas vino al mismo tiempo? ¡Te sorprenderás!

El mito sobre la combinación 'fatal' de comer sandía y tomar vino siempre existió, ¿pero realmente es cierto? Aquí te damos los detalles de lo que sucede y lo que no, ¡no lo podrás creer!

¿Mezclar vino con sandía es mortal? Algunos afirman que es un mito absurdo y quienes nunca los combinarían para evitar una descompostura estomacal.

Tanto la sandía como el vino tienen sus propios beneficios para la salud: el primero puede aliviar el dolor muscular, ayuda a hidratar el cuerpo con su 91,5% de agua, es antioxidante y limpia los intestinos, mientras que el segundo, en consumo moderado, reduce el riesgo de padecer varios tipos de cáncer, es un potente antibacteriano y reduce los niveles de estrés.

¿Pero qué sucede al mezclarlos? Aseguran que es una combinación fatal porque el vino estimula químicamente el nivel de arsénico de origen natural en la sandía, lo que es tóxico para el cuerpo.

Por otro lado, se cree que el vino cuaja la sandía dentro del estómago y forma algo así como un "corcho" que bloquea la digestión y termina con la vida de las personas. Aún así, no hay casos confirmados.

Otros profesionales dicen que combinar sandía con vino no produce ningún efecto nocivo en el cuerpo humano, siempre y cuando no lo hagas a temperaturas superiores a los 40º ya que se forma una molécula compuesta por el óxido nítrico de la sandía y la glicerina del vino. 

Por ende, aunque no hay bases fuertes para afirmar que no se puede comer sandía y tomar vino al mismo tiempo, también recomiendan hacerlo con moderación. ¿Ustedes qué piensan?

Maria Laura Lago

Locutora Integral de Radio y Televisión egresada en el Instituto Eter Estudiante de la Tecnicatura en Periodismo Digital en la Universidad Nacional de Mar del Plata Community Manager Docente en Nivel Secundario+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias