Para limpiar el estómago: no botes la cáscara del limón y aprovéchala para un té Para limpiar el estómago: no botes la cáscara del limón y aprovéchala para un té

Para limpiar el estómago: no botes la cáscara del limón y aprovéchala para un té

Cuidar la salud del estómago es una preocupación creciente en las grandes urbes donde la alimentación  esta sujeta al sabor y la inmediatez, dejando a un lado la nutrición y la calidad que resultan esenciales para cuidar del aparato digestivo, como medida preventiva este tratamiento natural ayudará a limpiar el estómago y es fácil de elaborar. Continúa leyendo para saber más. 

Incorporado a la dieta diaria -a menos que seas alérgico a los cítricos-, el limón acarrea una mejoría en la salud de un individuo y a la reducción de los distintos tipos de cáncer y cardiopatías, es decir, enfermedades no transmisibles.

La cáscara del limón es gruesa y en ella se encuentran tres diferentes elementos: partes del endocarpo, aunado a los flabelos y albedos capturados contenidos en las cavidades secretoras o la corteza del cítrico, el cual es inmensamente rico en vitamina C y en citrina o vitamina P, también en el grupo de vitaminas del complejo B.

Cáscara de limón

Minerales como el fósforo, potasio, magnesio y el calcio son motivos suficientes para pensarla dos veces la próxima vez que quieras desperdiciar su piel ¡No lo hagas! Considerada medicinal, hay muchos beneficios al usar por completo el limón que son mejor explicados por el Dr. Etnobotánico, Jean-Pierre Nicolas, y su manual al respecto (página 212).

Es beneficioso para combatir una diarrea, derivada de una mala digestión y que requiere de una mejor fluidez de la flora bacteriana que te la otorga la cáscara del limón ¡Es curativa! Previene la hipertensión por su propiedad antioxidante y depurativa y aún la ciencia discute su papel real en el combate del actual coronavirus Covid-19.

Té de cáscara de limón

2.4 es el PH del limón por lo cual es considerado de los más alcalinos e ingerido en forma de té, el cual se obtiene únicamente agregando varias cáscaras de limones en agua hirviendo por 3 minutos y dejando reposar por un par de minutos extras. Inclusive las hojas de la planta son aprovechadas muchas veces de la misma forma para tratar las flatulencias.

Si al ingerirlo te causa alguna reacción cutánea o digestiva puede significar que seas alérgico a los cítricos, de cualquier modo deberás acudir a tu médico de cabecera. Como parte de las recomendaciones de la OMS está el consumo de 400 gramos de frutas y verduras para mejorar la salud general y reducir enfermedades ¡No botes las cáscara del limón!

Johen Velasco

Mercadólogo egresado de la Universidad Latinoamericana y del Caribe, Especialista en Marketing Digital, Blogger, Gerencia y emprendimiento. Amante de los animales, de la naturaleza, y de los libros.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias