¿Por qué es bueno tomar una infusión luego de las comidas?

Seguramente has escuchado de tu familia que, si te sientes "muy hinchado" luego de almorzar o cenar, tomes un té para bajar esa molestia. ¿Es cierto?

La mayoría de nosotros hemos escuchado que tomar una infusión después de comer es muy recomendable para preservar o mejorar nuestra salud general.

Las propiedades de muchas infusiones son universalmente cocidas, como por ejemplo la manzanilla para el malestar estomacal. Pero la mayoría, además, ayudan a mejorar la digestión y a saciar el apetito.

Infusiones.

Mejoran el proceso digestivo haciendo que se lleve a cabo de forma más rápida y de una forma mucho más placentera y fácil de sobrellevar.

Son recomendables aquellas que incluyen sustancias excitantes como la teína o la cafeína, como por ejemplo té blanco, té verde y, en sobre todo, té negro.

¡Sírvete un té!

También, promueven la sensación de saciedad. Tendremos menos riesgo de engordar y de contraer enfermedades por consumir un exceso de azúcares o calorías innecesarias, tendremos además un mayor aprovechamiento de los nutrientes y mayor sensación de ligereza y bienesar.

Ahora que ya sabes: no solo se trataba de un consejo de tu abuela, ¡sino de una verdad muy saludable!

Más Noticias