Quita la piel del garbanzo en un santiamén con este sencillo truco

Si eres consumidor habitual de esta leguminosa, este sencillo truco será de gran utilidad

Esta leguminosa originaria de Turquía está ganando cada vez más y más terreno en la era de la alimentación sana, por su alto contenido de fósforo, hierro, magnesio, vitaminas B1, B6 y ácido fólico.

Si has degustado del extraordinario sabor del garbanzo en guisos, ensaladas, salteados o en cremas, debes saber que su consumo ayuda a reducir los triglicéridos, el colesterol y previene el riesgo de desarrollar algunos tipos de cáncer.

En caso de que seas un consumidor habitual de esta leguminosa, pero te cuesta digerir su piel o te cauce indigestión, este sencillo truco será de gran utilidad.

El garbanzo reduce los triglicéridos y el colesterol

Una vez cocido el garbanzo, conserva los granos en su líquido y agítalos utilizando un batidor manual. Esto permitirá que la piel se separe del grano y suba a la superficie del recipiente; una vez allí retira fácilmente con un colador. 

Existe otra técnica más popular para cocinar esta legumbre con bicarbonato de sodio, la cual consiste en incorporar al agua del remojo una cucharadita de bicarbonato de sodio por cada litro para que la piel del garbanzo se suelte con más facilidad, además de lograr reducir el tiempo de cocción.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias