¿Sano o peligroso? Descubre la verdad del ají picante ¡Te sorprenderás!

Desde siempre, el ají picante forma parte de la cocina, a pesar de su sabor tan particular y ardiente. Muchos piensan que por ello, es peligroso, ¿pero realmente es así? Descubre aquí sus propiedades.

El ají picante (o en otras versiones, loschiles, jalapeños, o la pimienta) siempre ha formado parte de la cocina diaria, para algunas personas, por supuesto. Sin dudas, su sabor tan ardiente es considerado, por otros, como un arma mortal.

¿Pero sabías que hay estudios médicos que demuestran lo contrario? El picante puede convertirse en nuestro mejor aliado. Si bien hay expertos que aseguran que puede producir lesiones por su extraordinario sabor, existen otros profesionales que encuentran en él fines medicinales.

Ají picante, ¿bueno o malo?

En un estudio en China señala que individuos que consumieron comida picante una o dos veces a la semana, tienen una tasa de mortalidad 10% menor que los que solo lo hicieron una vez por semana. La diferencia se amplía a medida que las personas ingieren alimentos picantes seis o siete veces a la semana.

Incluso, quienes lo consumieron fresco, disminuyeron en particular el riesgo de morir de cáncer, enfermedades coronarias y diabetes. Por otro lado, no es beneficioso para personas con problemas digestivos o úlceras estomacales.

Demuestran que comer ají picante reduce la posibilidad de contraer cáncer.

El códice azteca también muestra cómo se utilizaba para calmar el dolor de dientes, una función analgésica que se mantiene hasta nuestros días. También evolucionó para combatir microbios. Ahora también se sabe que es una fuente de antioxidantes, son ricas en vitamina A, y en minerales como hierro y potasio.

La capsaicina, ese elemento tan importante del ají picante, hasta ha sido incluso vinculado con la pérdida de peso. Estudios realizados por la Universidad de Wyoming, en Estados Unidos, revelan que ratones alimentados con una dieta alta en grasas registraron una aceleración del metabolismo, logrando quemar más energía y de esta forma perder peso.

Otro experimento publicado por la Universidad de Adelaida, Australia, descubrió que la interacción entre la capsaicina y las paredes del estómago juegan un papel importante en la sensación de sentirnos llenos. ¿Te animas a probarlos?

Más Noticias