¿Sin crema para cueros? Utiliza aceite de oliva para dejar como nuevos tus zapatos ¿Sin crema para cueros? Utiliza aceite de oliva para dejar como nuevos tus zapatos

¿Sin crema para cueros? Utiliza aceite de oliva para dejar como nuevos tus zapatos

Si se te acabó, secó o simplemente está muy cara la crema para cueros, hoy te traemos una solución salvadora. Con solo aceite de oliva, ese ingrediente que utilizas tanto en tus comidas, podrás hacer maravillas sobre tus zapatos. Mira cómo.

Lustrar zapatos es un arte, dedicado especialmente para cuando tenes un evento importante. Ahora, si no tienes más crema para cuero, ya no tienes de qué preocuparte. No vayas corriendo a comprar porque hoy te traemos una solución más económica, a la mano y sencilla de utilizar.

Siempre se ha dicho que el calzado dice mucho de las personas: si está desgastado, lleno de polvo, con mal olor y opaco, no dará una impresión positiva. Comprar unos zapatos fantásticos significa cuidarlos y para eso no es necesario contar un gran presupuesto.

La magia de lustrar zapatos.

Cada material necesita un método de limpieza diferente. En particular el cuero, el charol y las pieles, que requieren mantenimiento para no desgastarse y opacarse. El aceite de oliva es tu nuevo aliado, en caso de no contar con crema para cueros y necesites con urgente lustrar tus queridos zapatos.

Lo mejor es que funciona para los tres tipos de materiales. Sus propiedades naturales se encargan de humectar y lubricar el calzado. No te excedas y solo aplica unas gotas para sacar brillo sino conseguirás un desastre grasoso.

Cómo lustrar correctamente los zapatos.

Antes de empezar a abrillantar los zapatos, necesitas quitarles la suciedad y el polvo. Para pulir puedes utilizar de calcetines viejos de nylon y un cepillo largo. Realiza movimientos firmes que envuelvan toda la superficie del zapato, extiende de tal manera de que cada capa se seque con las aplicaciones.

Para abrillantar, utiliza un paño suave o algodón porque el tratamiento de los materiales es delicado. Frota con suavidad para evitar que se pelen o desgasten. Recuerda evitar bajo cualquier circunstancia usar químicos para limpiarlos estos pueden ser corrosivos. Tampoco los seques a pleno sol porque se van a deslucir y agrietar. Pon sobre la mesa o el lugar de trabajo papel periódico o una protección para evitar manchas en el mobiliario o alfombra.

Maria Laura Lago

Locutora Integral de Radio y Televisión egresada en el Instituto Eter Estudiante de la Tecnicatura en Periodismo Digital en la Universidad Nacional de Mar del Plata Community Manager Docente en Nivel Secundario+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias