Té de cáscara de mandarina: Te damos 5 buenas razones para probarlo

La cáscara es la parte de la mandarina más subestimada, aunque sus propiedades son extraordinarias y aquí te las mostramos

¿Sabías que la cáscara de la mandarina contiene 20 veces más antioxidantes que la pulpa? Sus propiedades son muchas, por eso antes de tirarla nuevamente a la basura, descubre todo lo que puede hacer por tu salud.

Té de cáscara de mandarina

Desintoxica
Según el sitio en inglés Citrus, el té de cáscara de mandarina es una buena opción para depurar el organismo, gracias a los alcalinos contenidos en los frutos cítricos que eliminan las toxinas que no necesita el cuerpo.

Previene la diabetes
La cáscara de mandarina contiene nobiletina, un flavonoide que según un estudio publicado en la revista Science Daily, reduce el riesgo de padecer diabetes tipo 2, aterosclerosis y enfermedades cardíacas.

Anticancerígeno
Gracias a los efectos del óxido nítrico presente en la pulpa y en la cáscara de la mandarina, su ingesta es recomendada para prevenir el daño celular que puede conducir al desarrollo de diferentes tipos de cáncer.

Estimula la producción de colágeno
Las vitaminas A y C contenidas en la cáscara de mandarina estimulan la producción de colágeno, proteína responsable de la firmeza y elasticidad de la piel.

Aprovecha todos los nutrientes de la mandarina

Mejora la salud digestiva.
Un estudio del Instituto de Química Orgánica en Bulgaria demostró que la cáscara de mandarina aumenta la absorción de nutrientes y contribuye a la descomposición de los alimentos gracias a la pectina.

Nota: Las sugerencias publicadas en nuestra página de ninguna manera sustituyen la opinión de un profesional en medicina. Antes de poner en práctica alguno de nuestros consejos, es recomendable pedir la opinión de un especialista.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias