Te enseñamos a hacer tu propio yogur en casa ¡mira que fácil!

Para poder hacer tu propio yogur y tener en casa siempre este lácteo para desayunar o merendar sólo hace falta que te animes a prepararlo y verás que te gusta más que el industrial.

El yogur por su aporte de calcio ayuda a fortalecer huesos y dientes

Aporta proteínas de alta calidad, vitaminas y minerales necesarios para los funciones metabólicas diarias

Contiene probióticos y bacterias que restituyen la flora intestinal, y mejoran la digestión y el tránsito.

Para elaborar yogur casero sin yogurtera y sin fermento láctico (aunque puedes hacerlo con fermento si lo consigues), necesitamos:

Yogur casero

La leche es preferible la que dura menos tiempo, la que supuestamente es más fresca, sino de cualquier modo se hace el yogur, y es mejor entera que descremada, pero si te apetece esta última  también puedes usarla.

Lo más importante es controlar la temperatura de la leche, las bacterias trabajan a una temperatura entre  40/45 ° C, y en la oscuridad. Si reciben luz o si la temperatura no es suficiente o es excesiva (se mueren) no se va a producir el proceso de fermentación necesario para elaborar el yogur.

temperatura de la leche

Vamos a calentar la leche a 45 °, si se pasó mucho puedes esperar que enfríe un rato, no pasa nada. Si tienes termómetro lo controlas con termómetro y sino es  el famoso "punto mamadera", tibia, no debe quemar en el dorso de la mano. 

Le agregas el pote de yogur y la leche en polvo, y mezclas bien.  Colocas esto en una jarra de litro.

Previamente en una cacerola calientas agua hasta un poco más de temperatura que la de la leche 55/60°C. Colocas la jarra de leche ya mezclada con yogur dentro del agua (como un baño María, pero con el fuego apagado). Pones tapa y cubres con un trapo grueso, toalla, frazada (preferentemente de color oscuro) para que no pase la luz y para mantenerlo abrigado.

Hay que dejarlo 8 horas para que las bacterias trabajen en estas condiciones de temperatura y oscuridad.

Recomendamos que lo hagas de noche antes de irte a acostar así pasan las 8 horas en la noche que no hay luz, y que lo dejes en un sitio templado, para que se mantenga la temperatura del agua el mayor tiempo posible. Puede ser adentro del horno (apagado) por ejemplo.

Pasadas las 8 horas, destapas y llevas tu jarra a la heladera unas 5 horas antes de consumirlo para que esté más fresco. Si te parece muy ��cido puedes endulzarlo con azúcar, edulcorante, o miel, agregarle frutas y granola, o lo que prefieras.

Para volver a hacer yogur puedes hacerlo con 150 gramos de tu propio yogur y 1 litro nuevo de leche. Verás qué facil...no querrás comprar más yogures industriales.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias