Trucos que salvan: Aprende cómo refrescar tu casa sin aire acondicionado

Para los días calurosos viene bien contar con una idea para refrescar tus espacios, sea tu hogar u oficina. Hay varias técnicas para lograrlo pero la que te comentaremos hoy puede que no la hayas escuchado antes. Toma nota de lo que explicaremos en las siguientes líneas y consigue que tu habitación esté tan fresca como con un aire acondicionado.

Para conseguir frescura en tus espacios vas a necesitar un ventilador y también dos botellas de agua congelada. Seguro pensarás que si tienes un ventilador no te hará falta una técnica más allá de eso. Pero te sorprenderás.

Aire "acondicioplado"

En un clima seco y cálido no será suficiente la fuerza del ventilador. Así que tendrás que llenar dos botellas grandes, preferiblemente de plástico, con agua y mételas en el congelador hasta convertirlas en un bloque sólido.

A continuación, coloca las dos botellas congeladas en una mesa baja que se encuentre en el mismo nivel que el ventilador. La idea es que el aire pase por delante de las botellas y lo refresque, haciendo que recorra todo el salón.

Con esta técnica sencilla podrás hacer maravillas para evitar la sofocante sensación de calor que a pocos agrada. También puedes ayudar al proceso de enfriamiento de los espacios tomando algunas medidas.

Mantén las ventanas y puertas abiertas para que circulen las corrientes de aire. Voltea y cambia las sábanas para mantenerlas frescas. Y si lo que quieres es dormir cómodo, coloca las botellas congeladas debajo de la cama para mantenerlas frías.

Johen Velasco

Mercadólogo egresado de la Universidad Latinoamericana y del Caribe, Especialista en Marketing Digital, Blogger, Gerencia y emprendimiento. Amante de los animales, de la naturaleza, y de los libros.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias